Browse By

Escritura China: Historia del Alfabeto Chino y sus Pictogramas

La antigua China es uno de los lugares donde la escritura parece haberse desarrollado independientemente, junto con Mesopotamia, que desarrolló la escritura cuneiforme, Egipto y la civilización de los mayas, donde se desarrollaron los jeroglíficos. Los chinos usan un sistema de escritura muy diferente al español. Las palabras en español están formadas por una colección de letras, cada una con su propio sonido. Los chinos usan logogramas, donde un símbolo representa un significado o una palabra.

Una vez que la escritura fue desarrollada por los chinos, tuvo un impacto significativo en la cultura. De acuerdo a escrituras de Ebrey: “En China, como en otros lugares, la escritura una vez es adoptada, tiene profundos efectos en los procesos sociales y culturales”. La burocracia de China llegó a confiar en los registros escritos y, culturalmente, la expresión de pensamientos y sentimientos personales fue posible a través de la poesía y la prosa, creando algunas de las mejores obras literarias del mundo.

Historia de la Escritura China

Escritura antigua china

Escritura en la antigua China

No se sabe cuándo se originó la escritura china, pero aparentemente comenzó a desarrollarse a principios del siglo II a.C. Las primeras inscripciones conocidas, cada una de las cuales contiene entre 10 y 60 caracteres grabados en piezas de hueso y carey, fueron utilizadas para la adivinación oracular, y datan de la dinastía Shang (o Yin) (siglos XVIII – XII a.C.), pero, para entonces ya era un sistema altamente desarrollado, en esencia similar a su forma actual. Para el 1400 a.C. la escritura incluía unos 2.500 a 3.000 caracteres, la mayoría de los cuales pueden leerse el día de hoy. Etapas posteriores en el desarrollo de la escritura china incluyen el guwen (“figuras antiguas”) encontradas en las inscripciones de la Dinastía Shang tardía (hacia 1123 a.C.) y los primeros años de la Dinastía Zhou que siguió. El mayor sistema de escritura de la Dinastía Zhou, que gobernó del 1046 al 256 a.C., fue el dazhuan (“gran sello”), también llamado Zhou wen (“Escritura Zhou”). Hacia el final de la Dinastía Zhou, el dazhuan se había degenerado hasta cierto punto.

La escritura llegó a su forma actual durante el período Qin (221 – 207 a.C.). Los primeros grafemas eran imágenes esquemáticas de lo que representaban; el grafema que representaba al hombre se parecía a una figura de pie, el de la mujer semejaba una figura arrodillada.

La solución al problema de ambigüedad de los personajes, adoptada alrededor del 213 a.C. (durante el reinado del primer emperador Qin, Shihuangdi), consistió en distinguir dos palabras que tienen el mismo sonido y son representadas por el mismo gráfico, al agregar otro gráfico que de una pista del significado de la palabra en particular. Dichos gráficos o caracteres complejos constan de dos partes, una parte sugiere el sonido y la otra parte el significado. El sistema fue luego estandarizado para aproximarse al ideal de un gráfico distintivo que representa cada morfema, o unidad de significado, en el lenguaje. La limitación es que un lenguaje que tiene miles de morfemas requiere miles de caracteres y, como los grafemas se forman a partir de líneas simples en varias orientaciones y arreglos, terminan poseyendo una gran complejidad.

Origen de la Escritura China

La escritura china antigua se desarrolló a partir de la práctica de la adivinación durante la Dinastía Shang (1600 – 1046 a.C.). Algunas teorías sugieren que las imágenes y marcas de los fragmentos de cerámica encontrados en la aldea neolítica Banpo son evidencia de un sistema de escritura temprana, pero esta suposición ha sido cuestionada repetidamente. El consenso común es que la escritura en China evolucionó a partir de sistemas simbólicos no lingüísticos anteriores. Durante el Período Neolítico tardío, en la segunda mitad del siglo III a.C., muchos símbolos o “pictogramas” comenzaron a grabarse en cerámica y jades. Se cree que estos símbolos son emblemas familiares o de clan que identificaban la propiedad o procedencia de la cerámica o jades. En el Libro de Historia de Cambridge sobre la Historia Antigua de China, Michael Loewe y Edward L. Shaughnessy, plantean que la fecha probable para los primeros huesos oraculares es alrededor del 1200 a.C., que corresponde con el Reinado del Rey Wu Ding. Esta teoría se basa en la referencia más temprana a los orígenes de la escritura, que data del siglo III a.C. La leyenda cuenta que un escriba del Emperador Amarillo inventó la escritura después al notar huellas de pájaros.

Los huesos oraculares eran los omóplatos de los bueyes o los plastrones de las tortugas, que eran raspados y limpiados, que estaban grabados con marcas para la adivinación. Los antiguos chinos estaban muy preocupados por conocer el futuro y acudían a los adivinos en busca de orientación para tomar decisiones. El adivino (alguien que hoy se llamaría “psíquico” o “médium”) esculpía la pregunta de la persona en el hueso y luego la calentaba con un atizador o colocándola cerca de un fuego. Cuando el hueso se agrietaba, las líneas formadas eran interpretadas para responder a la pregunta de la persona.

Alfabeto antigua China

Antigua China

La Escritura China Más Antigua

Cualquiera hubiese sido la oscura fase inicial de la escritura china, su aparición durante la Dinastía Shang ya mostraba signos de ser un sistema muy complejo. La forma más antigua de escritura china se conoce como la escritura del hueso oracular, usado desde el 1500 al 1000 a.C. Esta escritura era grabada en conchas de tortuga y huesos de animales, que luego se calentaban hasta agrietarse. A través de la interpretación del patrón de grietas, los funcionarios de la corte de Shang realizaban adivinaciones de eventos futuros. Debido a esto, se les dio el nombre de “huesos oraculares” a estos huesos de animales. Un ejemplo de un hueso oracular se ilustra en el siguiente ejemplo. La traducción aproximada de este texto es “en el día hsin mao, se adivina en este día que lloverá o no lloverá”. Este representa un contenido bastante típico de los huesos oraculares, en el sentido de que el sacerdote tallaba los resultados tanto positivos como negativos de la adivinación en el hueso, y dependiendo de cómo aparecían las grietas, uno de los resultados se elegía como el augurio.

Una característica muy común de las primeras escrituras chinas es el uso extensivo de la “escritura rebus” en la que el signo de una palabra se usa puede usarse para escribir otra, con sonido igual o similar. Un ejemplo bien conocido de escritura rebus en español es el uso de los símbolos “mano” y “ojo” para denotar la palabra “manojo”. El chino es un lenguaje en el que la oportunidad de utilizar la escritura rebus es muy frecuente. El siguiente cuadro ilustra algunos ejemplos de signos utilizados para representar múltiples palabras.

Etapas de la Escritura China

Dada su longevidad, la escritura china dista de ser un sistema de escritura estático. Después de su evolución temprana durante la Dinastía Shang, la escritura continuó evolucionando. Visualmente se volvió cada vez más lineal, estilizada y menos parecida a los objetos naturales. Adicionalmente creció en complejidad, a medida que las innovaciones de determinativos semánticos (radicales) y complementos fonéticos continuaron aplicándose para formar nuevas palabras.

Los académicos han dividido convenientemente los diferentes estilos de escritura china en varios “períodos”. Las primeras cuatro fases de la escritura se sitúan en los primeros 1500 años de la historia china, y abarcan esencialmente la evolución de una escritura incipiente y de tipo pictográfica naciente a un sistema estandarizado que contiene miles de caracteres todavía en uso en la actualidad.

Jiaguwen (甲骨文), o la escritura en Hueso Oracular. Es la forma más antigua de escritura china, utilizada desde mediados y final de la Dinastía Shang (aproximadamente del 1500 a.C. al 1000 a.C.). Esta escritura se grababa en caparazones de tortugas y huesos de animales, que luego eran empleados para la adivinación en la corte real de Shang, de ahí el nombre de “huesos oracular”. En consecuencia, los eruditos han utilizado los huesos oraculares como documentos históricos para investigar los reinados de los últimos soberanos Shang, confirmando, sorprendentemente, la veracidad de la lista tradicional de emperadores chinos, que se consideraba mitológica en lugar de histórica. La forma de estos caracteres a menudo se describe como “pictográfica”, en el sentido que se asemejan a dibujos estilizados de los objetos que representan.

Antiguo alfabeto chino

Antiguo alfabeto chino

Dazhuan (大篆), o el Gran Sello. Esta etapa de la escritura china floreció desde finales de la Dinastía Shang hasta la Dinastía Chou Occidental (1100 – 700 a.C.). A diferencia del Jiaguwen, que era tallado en huesos, el Dazhuan apareció principalmente en vasijas de bronce fundido. De hecho, el Jiaguwen y el Dazhuan se superponen en el tiempo, y podrían haber sido la misma escritura, pero como estaban grabados en diferentes materiales, sus estilos visuales difieren debido a la calidad de las superficies.

Xiaozhuan (小篆), o Sello Menor. Esta elegante escritura dio origen a la escritura china moderna no simplificada. No sólo los caracteres del Xiaozhuan son más estilizados y menos “pictográficos” comparados con el Jiaguwen y el Dazhuan, sino que también exhiben un uso sistemático y extenso de radicales, de manera muy parecida al chino moderno. Esta escritura ha sobrevivido al paso del tiempo y continúa usándose en la actualidad en caligrafía y sellos.

Lishu (隸書), o Escritura Administrativa. Como su nombre lo indica, esta escritura fue utilizada por los burócratas del gobierno chino. Aunque probablemente apareció en el año 500 a.C. aproximado, el Lishu se empleó ampliamente en las Dinastías Qin (221 a 207 a.C.) y Han (206 a.C. – d.C. 220), para situaciones en las que los burócratas necesitaban una escritura rápida y eficiente para manejar asuntos estatales. La marcada diferencia entre esta escritura y el Xiaozhuan, es que los caracteres del Li Shu tienen menos trazos y un estilo más fluido, por lo que se adaptan fácilmente a pinceles y bolígrafos. La escritura Lishu es aún utilizada atualmente en ciertas ocasiones.

La forma de los caracteres del Lishu es idéntica a los caracteres chinos modernos. Además, los caracteres se estandarizaron para eliminar variaciones regionales, y estos caracteres estándar son en su mayoría los mismos que se utilizan en el presente. Por lo tanto, se puede decir que la escritura china alcanzó su madurez en este momento (hasta el siglo XX).

La evolución de la escritura china después del Lishu sigue una tendencia de escrituras cada vez más cursivas. Estas escrituras se utilizan principalmente en caligrafía china.

Kaishu (楷書), o Escritura Estándar. Es esencialmente la escritura tradicional empleada en la actualidad (excepto en la República Popular de China). Es muy similar al Lishu, sólo que ligeramente más cursiva y con elementos seriformes (ganchos o curvas) en las esquinas y en el final de los trazos. El Kaishu apareció hacia el final de la Dinastía Han (d.C. 220).

Xingshu (行書), o Escritura Running. Puede considerarse una versión cursiva del Kaishu. A menudo, varios trazos se fusionan en uno solo, especialmente los puntos secuenciales o dos trazos perpendiculares entre sí. También apareció poco después de la Dinastía Han.

Caoshu (草書), o Escritura Cursiva. Es la escritura china más cursiva. Apareció durante la Dinastía Qin. La forma de sus caracteres a menudo no se asemeja al caracter correspondiente del Lishu o Kaishu, en el sentido de que algunos trazos se fusionan en uno y otros simplemente no son incluidos.

Alfabeto chino historia

Historia del alfabeto chino

El cambio más importante en la escritura china desde su estandarización en la Dinastía Qin, ocurrió a mediados del siglo XX. En 1949, la República Popular China (RPC) introdujo caracteres simplificados (jiantizi) para reemplazar los caracteres tradicionales del Kaishu. No todos los caracteres recibieron una nueva forma simplificada, ya que estos caracteres no simplificados ya eran suficientemente “simples” e implicaban muy pocos trazos. La simplificación de algunos caracteres significó simplemente el reconocimiento oficial de las variantes coloquiales que ya ampliamente estaban siendo utilizadas.

Además de la República Popular de China, Singapur también adoptó esta escritura. Sin embargo, otros lugares de habla china como Taiwán, Hong Kong y varias comunidades chinas en el sudeste asiático y las Américas, rechazaron este nuevo sistema y continuaron usando la escritura tradicional. La tradición se aloja en lo profundo de la cultura china, y el hecho de que una escritura simplificada tenga un trasfondo político ciertamente no ayudó a su aceptación más amplia.

Imprimir

Escritura China: Historia del Alfabeto Chino y sus Pictogramas
3 (60%) 2 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *