Browse By

Religión en la Antigua China

Se dice que los antiguos chinos tenían tres doctrinas: el confucianismo, el budismo y el taoísmo, y que el cristianismo y el islam solo llegaron en el siglo VII a.C. Laozi, según la tradición, fue el filósofo chino siglo VI a.C. que escribió el Tao Te Ching del taoísmo. China antigua era sobretodo conocida con el budismo y el taoísmo.

Religión en la Antigua China

Religion en la antigua china

Religion en la antigua China

Tres grandes religiones o filosofías dieron forma a muchas de las ideas y a la historia de la antigua China, las cuales son llamadas las tres formas e incluyen el taoísmo, el confucianismo y el budismo.

Durante muchos miles de años, los antiguos chinos creyeron en muchos dioses y diosas. Creían en dragones mágicos y fantasmas. Creían que sus antepasados velaban por ellos y los protegerían, siempre que oraran de la manera correcta. Hacían muchas cosas para protegerse del mal y para asegurarse de que tendrían una vida feliz. Por ejemplo, creían que su puerta de entrada tenía que mirar hacia el sur si querían una vida feliz. Tenían muchas supersticiones. Celebraban muchos festivales para honrar a sus dioses. Incluso tenían una fiesta de cumpleaños anual para fantasmas, de manera que los fantasmas eran honrados y recordados, y pasaban un buen rato. Honrar a sus dioses y sus antepasados era algo que los antiguos chinos hacían todos los días.

Lee sobre la Mitología China aquí: Dioses y Diosas de la Antigua China

La dinastía Shang fue una de las dinastías chinas históricas, donde la predicción jugaba un papel importante. Fue en la dinastía Shang (alrededor de año 2000 a.C.), donde las personas siguieron a diferentes dioses, como los dioses del clima y los dioses del cielo. La gente creía mucho que, por encima de todos los dioses estaba Shang Ti, quien gobernaba a los dioses menores.

También se dio gran énfasis en la adoración de la composición de la tierra, es decir, tierra, ríos, mar, estrella, viento, luna, sol, ya que ellos creían que la prosperidad de un país provenía de factores que estaban por encima y más allá. Las personas que vivieron durante esta dinastía también creían que sus padres y abuelos se convertían en dioses cuando morían y querían ser adorados como dioses.

Evidencia temprana de la práctica religiosa

En China, las creencias religiosas son evidentes en la Cultura de Yangshao del Valle del Río Amarillo, la cual prosperó entre 5000-3000 a.C. En el sitio neolítico de la aldea de Banpo, en la moderna provincia de Shaanxi (fechada entre el año 4500 y el 3750 a.C.), se encontraron 250 tumbas que contenían ajuares funerarios, que apuntan a la creencia en la vida después de la muerte. También hay un patrón de rituales de cómo los muertos eran enterrados con tumbas orientadas de oeste a este para simbolizar la muerte y el renacimiento. Los ajuares funerarios proporcionan evidencia de personas específicas en la aldea que actuaban como sacerdotes y que presidóan algún tipo de adivinación y observancia religiosa.

La cultura Yangshao era matrilineal, es decir, las mujeres eran dominantes, por lo que esta figura religiosa habría sido la de una mujer, basada en los ajuares funerarios encontrados. No hay evidencia de ningún hombre de alto rango en los entierros, pero si de una cantidad significativa de mujeres. Los eruditos creen que las primeras prácticas religiosas también fueron matrilineales y muy probablemente animistas, donde las personas adoran a personificaciones de la naturaleza, y por lo general las deidades femeninas eran deidades benévolas y masculinas malévolas, o al menos más temibles.

Religion antigua china

Religion china antigua

Estas prácticas continuaron con la Cultura Qijia (alrededor del 2200-1600 a.C.) que habitó en la parte superior del valle del Río Amarillo, pero cuya cultura pudo haber sido patriarcal. Los exámenes del área de la Edad de Bronce de la Villa Lajia, en la actual provincia de Qinghai, (y en otros lugares) han puesto de manifiesto evidencias de prácticas religiosas. Villa Lajia a menudo se conoce como la “Pompeya China” porque fue destruida por un terremoto que causó una inundación, y los deslizamientos de lodo resultantes enterraron la aldea intacta. Entre los artefactos descubiertos había un cuenco de fideos que los científicos han examinado y creen que son los fideos más antiguos del mundo y precursores del plato básico de China “Fideos de Larga Vida”. Aunque no todos los eruditos o arqueólogos coinciden en que China es la creadora de los fideos, los hallazgos en Lajia respaldan el reclamo de prácticas religiosas ocurridas allí alrededor del 2200 a.C. Hay evidencia de que la gente adoraba a un dios supremo que era rey de muchas otras deidades menores.

Budismo en China

El budismo llegó por primera vez a China desde la India alrededor del año 500 d.C., extendiéndose a través de Asia a lo largo de la Ruta de la Seda. En esa época, China era mucho más pequeña, por lo que no hubo mucha oposición organizada a la nueva religión.

En China, el budismo se hizo cada vez más fuerte, incluso mientras perdía terreno en la India frente al hinduismo. Pronto, la mayoría de los budistas estaban en China y no en India. En China, incluso más que en India, la mayoría de las personas budistas continuaron llevando vidas más o menos ordinarias, pero algunos hombres y mujeres budistas dejaron sus trabajos y sus familias para vivir en monasterios budistas como monjes o monjas.

Muy poco después de que el budismo llegara a China, en el año 500 d.C., los chinos desarrollaron su propio tipo de budismo, al que llamamos budismo zen. El zen proviene de la palabra sánscrita (india) dhyana, que significa “meditación”, pero la filosofía china del taoísmo también podría haber sido una influencia en el zen. La filosofía Zen enfatiza la meditación y la experiencia en lugar de las palabras y explicaciones.

El budismo estaba basado en las enseñanzas de Buda. Buda nació en Nepal, justo al sur de China, en el 563 a.C. El budismo se extendió por gran parte de India y China. Los budistas creen en un “renacimiento” del yo. También creen que el ciclo de renacimiento se completa una vez que una persona vive una vida correcta. En este punto, el alma de la persona entraría en el nirvana.

Los budistas también creen en un concepto llamado Karma. El Karma dice que todas las acciones tienen consecuencias. De modo que las acciones que realices hoy volverán en el futuro para ayudarte (o hacerte daño) dependiendo de si tus acciones fueron buenas o malas.

Budismo en China

Budismo en China

Fue alrededor del año 500 d.C., durante la dominación de los Tres Reinos, cuando el budismo llegó por primera vez a China desde la India. Siddhartha Gautama, conocido comúnmente como Buda (el iluminado) fue el fundador del budismo.

El budismo llegó a China durante el gobierno del emperador Ming de la dinastía Han, quien había visto en un sueño a un hombre dorado que llevaba un halo brillante. Él cuestionó su sueño a sus consejeros. Uno de sus consejeros mencionó la existencia de Buda.

Lee más sobre la Política en la Antigua China

El emperador Ming luego envió un representante al sur de la India para preguntar sobre la predicación budista. Más tarde, estas escrituras fueron enviadas a China en la parte posterior de caballos blancos, después de lo cual el templo del Caballo Blanco recibió su nombre. Cuando el budismo entró en China, el taoísmo y el confucianismo eran las dos principales religiones en China. En sus primeras etapas, el budismo no encontró muchos seguidores. Sin embargo, fue durante el año 200 d,C., cuando el budismo consiguió posicionarse firmemente en China. El budismo enfatiza que el mundo es transitorio y cambia constantemente. Afirma además que el mundo no tiene alma y que no hay nada eterno en él.

En este mundo transitorio, el dolor está destinado a llegar. Siguiendo el camino de la moderación, los humanos pueden elevarse por encima de estos problemas mundanos.

Taoísmo

El taoísmo es una filosofía o forma de vida que pudo haber sido iniciada por un hombre llamado Lao Tsu (o Lao Tzu), quien vivió un poco antes de Confucio, aproximadamente en el año 600 a.C. Tao significa el “camino” o “sendero”. Según la historia tradicional, Lao Tsu trabajaba como bibliotecario en la biblioteca del emperador (esto fue en la dinastía Chou del Este). Lao Tsu creía que el camino hacia la felicidad era que la gente aprendiera a “ir con la corriente”. En lugar de tratar de hacer las cosas de la manera difícil, la gente debería tomarse el tiempo para descubrir la forma natural o fácil de hacer las cosas, y entonces todo se haría de manera más simple. Esta idea se llama “wu-wei”, que significa “hacer no haciendo”.

Lao Tsu también pensaba que todo lo vivo en el universo (plantas, animales, personas) compartían una fuerza de vida universal. Había dos lados de la fuerza de vida, que se llaman yin y yang. Esta imagen se usa a menudo para mostrar cómo el yin y el yang se entrelazan entre sí.

El yin (el lado oscuro) es el lado de las mujeres, la luna, las cosas que se mantienen quietas como los estanques, la consumación y la muerte. El yang (el lado luminoso) es el lado de los hombres, el sol, las cosas que se mueven como los ríos, dragones y creación y nacimiento. Todos tienen algo de yin y algo de yang en ellos, y el taoísmo dice que es importante mantenerlos equilibrados. Los médicos chinos creían que muchas enfermedades eran causadas por demasiado yin o demasiado yang.

Yin Yang

Yin Yang

El taoísmo fue fundado durante la dinastía Zhou en el siglo VI por Lao-Tzu, quien escribió sus creencias y filosofía en un libro llamado Tao Te Ching.

El taoísmo cree que las personas deben ser uno con la naturaleza y que todos los seres vivos tienen una fuerza universal que fluye a través de ellos. Los taoístas no creían en muchas reglas o gobierno. De esta manera eran muy diferentes de los seguidores de Confucio.

La idea de Yin y Yang proviene del taoísmo. Ellos creían que todo en la naturaleza tiene dos fuerzas de equilibrio llamadas Yin y Yang. Se puede pensar que estas fuerzas son oscuras e iluminadas, frías y calientes, masculinas y femeninas. Estas fuerzas opuestas son siempre iguales y equilibradas.

Fue durante el gobierno de la dinastía Chou cuando surgió el concepto de T’ien (que significa Cielo) similar al concepto de Shang Ti. Como Shang Ti, T’ien también gobernó sobre todos los demás dioses. Muchas opiniones diferentes surgieron durante el período 600 a.C. y los próximos 200 años.

Fue durante este tiempo cuando el filósofo chino llamado Lao Tse propuso la filosofía del taoísmo, la cual ganó popularidad entre las masas. Esta filosofía creía que las personas no deberían obtener nada por la fuerza, sino que deberían comprometerse y usar las fuerzas naturales a su favor.

Esta filosofía además establece que existe una fuerza universal que fluye a través de todos los seres vivos, y que el respetar esa fuerza los llevará a una vida feliz.

Confucianismo

Poco después del taoísmo, apareció otra filosofía llamada confucianismo. El fundador de esta filosofía fue Confucio. Su filosofía sostiene que uno debe tratar a los demás con respeto, cortesía y amabilidad. Esta filosofía enfatiza en dos cualidades principales, honor y moralidad.

Hubo otras dos escuelas filosóficas importantes de este período. Una fue iniciada por Mo Tzu, y establecía que el camino hacia la felicidad era tratar a todos de la misma manera que a sus propias familias.

Confucio

Confucianismo en Antigua China

La otra era el legalismo (una especie de confucionismo), que creía que todas las personas eran básicamente malas, y se requería reglas estrictas y castigos severos para mantener el orden y la paz.

No mucho después de que Lao-Tzu fundara el taoísmo, Confucio nació, en el 551 a.C. Confucio era un filósofo y pensador, quien ideó formas en que las personas deberían comportarse y vivir. Él no lo escribió, pero sus seguidores sí.

Las enseñanzas de Confucio se enfocan en tratar a los demás con respeto, cortesía e imparcialidad. El pensaba que el honor y la moralidad eran cualidades importantes. También dijo que la familia era importante y que era necesario honrar a los familiares. A diferencia de los taoístas, los seguidores de Confucio creían en un gobierno fuerte y organizado.

Confucio es famoso hoy en día por sus muchos dichos. Éstos son algunos de ellos:

  • Olvida las heridas, pero nunca olvides las bondades.
  • No importa lo lento que vayas mientras no te detengas.
  • Nuestra mayor gloria no es nunca caer, sino levantarnos cada vez que lo hacemos.
  • Cuando la ira se eleve, piensa en las consecuencias.
  • Todo tiene su belleza, pero no todos la ven.
Imprimir
Religión en la Antigua China
4.8 (96%) 5 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *