Browse By

El Taoísmo: Religión y Filosofía de China

El Taoísmo (también conocido como Daoismo) es una filosofía china atribuida a Lao Tzu (c. 500 a.C) la cual se mezcló con la religión folklórica china primariamente en las áreas rurales de China y se convirtió en la religión oficial del país bajo la Dinastía Tang. El Taoísmo es por lo tanto ambas, una filosofía y una religión. Enfatiza hacer lo que es natural e ir como fluya en concordancia con el Tao (o Dao), una fuerza cósmica la cual fluye a través de todas las cosas mientras las une y las suelta.

El Taoísmo en la Antigua China

Taoismo en la Antigua China

Taoismo en la Antigua China

La filosofía del Taoísmo se originó a partir de la observación del mundo natural, y su religión se desarrolló como una creencia en el balance cósmico mantenido y regulado por el Tao. La creencia original podría o no haber incluido prácticas como la adoración ancestral de espíritus pero ambos de esos principios son observados por muchos Taoístas hoy y lo han hecho por siglos.

El Taoísmo ejerció una gran influencia en la Dinastía Tang (618 – 907 d.C) y el emperador Xuanzong (quien gobernó entre 712 – 756 d.C) lo decreto la religión del estado, ordenando a las personas a tener las escrituras taoístas en su hogar. Cayó fuera de regla cuando la Dinastia Tang cayó y fue reemplazado por el Confucianismo y el Budismo pero esta religión aun es practicada a lo largo de China y otros países hoy.

El Taoísmo fue fundado durante la dinastía Zhou en el siglo 6to por Lao-Tzu, quien escribió sus creencias y filosofía en un libro llamado el Tao Te Ching. Lao-Tzu cree que las personas deberían ser uno con la naturaleza y que todas las cosas vivientes tienen una fuerza universal fluyendo a través.

Los Taoístas no creían en mandatarios o gobiernos. En esta forma eran muy diferentes de los seguidores de Confucio.

La idea del Yin y Yang viene del Taoísmo. Ellos creían que todo en la naturaleza tiene dos fuerzas balanceantes llamadas Yin y Yang. Estas fuerzas pueden pensarse como la oscuridad y la luz, el calor y el frío, lo masculino y lo femenino. Estas fuerzas que se oponen son siempre iguales y balanceadas.

¿Cómo comenzó el Taoísmo?

El Taoísmo fue iniciado por el filósofo China Lao-Tzu, el maestro Supremo, en el siglo VI d.C. Lao-Tzu vivió en el mismo tiempo que otro filósofo chino, Confucio. Se dice que una día Lao-Tzu dejó su trabajo y se fue al oeste en un buey. Hoy el Taoísmo es practicado por alrededor de cinco millones de personas en China, Japón, Malasia, Hong Kong, Taiwán y Vietnam. Debido a su historia, frecuentemente se vincula al Taoísmo con el Confucionismo y Budismo.

Historia del Taoismo

Historia del Taoismo

El historiador Sima Qian (145 – 86 d.C) cuenta la historia de Lao-Tzu, un curador de la biblioteca Real en el estado de Chu, quien era un filósofo natural. Lao-Tzu creía en la armonía de todas las cosas y que las personas podían vivir fácilmente juntas si consideraban los sentimientos del otro de vez en cuando y reconocían que su interés propio no estaba siempre en el interés de otros. Lao-Tzu se volvió impaciente con las personas y la corrupción que vio en el gobierno chino, el cual causaba mucho dolor y miseria a las personas. También estaba tan frustrado por su inhabilidad para cambiar el comportamiento de las personas que decidió irse al exilio.

Cuando se iba de China a través del paso occidental, el portero Yin Hsi lo detuvo porque lo reconoció como un filósofo. Yin Hsi pidió a Lao-Tzu que escribiera un libro antes que dejara la civilización para siempre y Lao-Tzu aceptó. Se sentó en una roca junto al portero y escribió el Tao-Te-Ching (El libro del Camino). Dejo de escribir cuando sintió que había terminado, le entrego el libro a Yin Hsi y caminó a través del paso occidental para desvanecerse en la niebla. Sima Qien no continúa la historia luego de este punto pero se presume (si la historia es cierta) que Yin Hsi hizo que el Tao-Te-Ching se copiara y distribuyera.

¿En qué creen los Taoístas?

Los taoístas creen que deberían vivir en armonía con el Tao o Camino. Si hacen esto se unirán con el Tao, liberaran su alma, y se convertirán en uno de los Inmortales. En el comienzo los Taoístas creían que no había dioses o diosas, solo el Tao pero con el tiempo las personas comenzaron a adorar a Lao-Tzu y a otros maestros taoístas importantes. También comenzaron a adorar las fuerzas de la naturaleza como el sol, la luna, las estrellas y los mares.

¿Cuál es el código de comportamiento para los Taoístas?

Los Taoístas creen que las buenas acciones significan una mejor vida para sus almas así que los Taoístas siguen ciertas reglas y guías para vivir. No se les permite decir mentiras, robar, cometer adulterio, asesinar o tomar alcohol. Ellos también tienen una lista de buenas andanzas para guiarlos mejor en la manera en que viven. Se les alienta a obedecer a los mayores, amar a sus padres, ser tolerantes, ayudar a otros, mantenerse en excelente forma física y mental, practicar el control propio de mente y cuerpo, y actuar sin pensar en sí mismo, en otras palabras, actuar sin egoísmo.

Cómo se relaciona el T’ai Chi Ch’uan con el Taoismo

El T’ai Chi es un conjunto de ejercicios muy controlados, de movimiento lento que disciplinan el cuerpo y la mente. Son ambas una forma de ejercicio físico y una forma de meditación. Fue inventado por un taoísta. Millones de personas hoy, especialmente chinos, aun practican T’ai Chi.

La doctrina Tao ancestral

El Tao es el comienzo de todo y su principal regla es seguir el destino (“el fluir de la vida”) sin resistencia, y algunas veces simplemente ir con este flujo. El principal postulado del Taoismo es el principio del balance y la relación del masculino “yang” y el femenino “yin”.

Ying y Yang

Taoismo: Ying y Yang

En el corazón del masculino “yang” hay solo buenas cualidades, que el femenino “yin”, por contraste, todas pasivas o cualidades “oscuras”, pero nunca podrían existir sin el otro, lo cual llevaría al caos. El Taoismo ofrece el camino de manera de alcanzar la armonía entre el “yin” y “yang”.

El libro sagrado del Taoismo, si este tratado filosófico puede ser llamado así, es “Tao Te Ching” atribuido a Lao Tzu. El libro describe la estructura del mundo donde la mayor fuerza conductora es “Tao”.

La energía Chi

Gracias a Tao es posible alcanzar la inmortalidad (longevidad) –muy apreciada entre los chinos. En el corazón de todo el camino “Tao” está la energía de “chi”. Este es una especie de ciclo cósmico, el cual incluye la energía de “chi” del ser humano y la energía “chi” de todas las cosas vivientes alrededor. Los taoístas a menudo refieren la energía “chi” como “libido”, lo cual es comparable con la sangre en el cuerpo humano. No hay un solo organismo vivo en el universo que sobreviva sin ella.

La energía “chi” puede establecer la relación entre cuerpo, mente y ambiente, el cual es el principal objetivo de todos los seguidores de esta doctrina filosófica. La manera más común son los ejercicios de respiración especial “Tay- tszytszyuan” los cuales ayudan a la persona a conectar con su energía “chi” con el “chi” de energía natural. La técnica “Tay- tszytszyuan” es subyacente a todas las artes chinas marciales, porque puede ayudar a proveer la concentración de energía “chi” necesaria para resistir las fuerzas enemigas en cielo y tierra.

Debe destacarse que el Taoismo ha desarrollado numerosos sistemas interconectados para controlar la energía “chi”, los cuales están diseñados para lograr armonía. De hecho, la técnica de respiración “Tay- tszytszyuan” es parte del arte ancestral de la regulación propia del cuerpo o “Qigong”.

El “Qigong” es usado muy a menudo en las artes marciales y medicina, porque promueve la relajación, y el despertar físico y espiritual. Incluye la práctica de la meditación, ejercicios respiratorios, varias prácticas de artes marciales y teoría filosófica. Algunos monjes chinos asombran al mundo con sus habilidades para vivir sin comida, agua, e incluso sin aire por largos periodos. Si consideramos la energía “chi” como la fundación de toda la existencia, y la armonía del “yin” y “yang” como la principal meta de todo seguidor del Taoismo, entonces “Qigong” es una especie de mecanismo para lograr esta armonía.

En la edad media, el Taoismo fue dividido en dos áreas: la filosófica y la religiosa. La última ha crecido con nuevos dioses, como por ejemplo, Yuydi, el señor supremo, quien es el maestro del cielo y la tierra, o Zao-Van el dios de la tierra. Esta tendencia filosófica ha encontrado su camino a la medicina china, artes marciales, literatura, pintura y demás.

Hoy el Taoismo está extendido alrededor de China. Está cercanamente enlazado con las otras religiones de China, como el Budismo y Confucianismo. Esto es confirmado por los numerosos templos y monasterios, los cuales ofrecen una combinación de los tres principios de las religiones chinas en grafiti y murales. Esto es particularmente evidente en los murales del complejo de cuevas de Mogao y las ruinas de los templos ancestrales de Gaochan, donde las deidades Taoístas también se presentan junto a las Budistas.

Cuevas de Mogao

Cuevas de Mogao

El Tao-te-ching

El Tao-Te-Ching no es una “escritura” en ninguna forma. Es un libro de poesía presentando la forma simple de seguir el Tao y vivir la vida en paz con uno mismo, y el mundo de cambios. Un verso típico de consejos “Ríndete y sobreponte/ Vacíate y llénate/ Dóblate y vuélvete derecho” para dirigir al lector a una manera más simple de vivir. En vez de luchar contra la vida y otros, uno puede rendirse ante las circunstancias y dejar que las cosas que no son realmente importantes se vayan. En vez de insistir que se está en lo correcto todo el tiempo, uno puede vaciarse a sí mismo de ese tipo de orgullo y abrirse a aprender de otras personas. En vez de aferrarse a patrones de viejas creencias y sostenerse al pasado, uno puede ceder ante nuevas ideas y nuevas maneras de vivir.

El Tao-Te-Ching probablemente no fue escrito por Lao–Tzu en el paso occidental y podría no haber sido escrito por el en lo absoluto. Lao–Tzu probablemente no existió y el Tao-Te-Ching es una compilación de dichos dejados por un escriba desconocido. Ya sea que el origen del libro y la creencia se originara con un hombre llamado Lao–Tzu o cuándo se escribió o cómo es irrelevante (el mismo libro estaría de acuerdo) y lo que importa es lo que la obra dice y lo que ha llegado a significar para sus lectores. El Tao-Te-Ching es un intento de recordar a las personas que están conectadas a otros y a la tierra, y que todos podrían vivir juntos pacíficamente si las personas solo fuesen conscientes de cómo sus pensamientos y acciones les afectan a ellos mismos, otros y a la tierra.

Principios del Tao

Otros textos chinos relatando el Taoismo son el Chaung – Tzu (también conocido como el Zhuangzi, escrito por Zhuang Zhou, c. 369-286 a.C) y el Daozang de la Dinastia Tang (618 – 907 d.C) y la Dinastia Sung (960 – 1234 d.C) el cual fue compilado en la posterior Dinastia Ming (1368 – 1644 d.C). Todos esos textos están basados en los mismos tipos de observaciones del mundo natural y la creencia de que los seres humanos son innatamente buenos y solo necesitaban un recordatorio de su naturaleza interna para seguir la virtud sobre el vicio. No hay “malas personas” según los principios Taoístas, solo personas que se comportan mal. Dándoles la educación y guiatura apropiada hacia el entendimiento de como el universo trabaja, cualquiera podría ser una “buena persona” viviendo en armonía con la tierra y con otros.

De acuerdo con esta creencia, el camino del Tao está en concordancia con la naturaleza mientras que la resistencia al Tao no es natural y ocasiona fricción. La mejor manera para que una persona viva, según el Taoismo, es someterse a lo que sea que traiga la vida y ser flexible. Si una persona se adapta fácilmente a los cambios de la vida, esa persona será feliz; si una persona se resiste a los cambios de la vida, la persona será infeliz. La meta final de uno es vivir en paz con el camino del Tao y reconocer que todo lo que pasa en la vida debería ser aceptado como parte de la fuerza eterna que une y mueve a través de todas las cosas.

Creencias del Taoismo

Creencias del Taoismo

Esta filosofía corresponde cercanamente con el “Logos” de los estoicos romanos como Epicteto y Marco Aurelio. Ellos decían que el “Logos” era una fuerza de razón y que nada que pasara de acuerdo al “Logos” podría ser malo; solo la interpretación de las personas de lo que pasaba hacia que esas parecieran malas. El Taoismo dice lo mismo; nada es malo en sí mismo, solo nuestro interés propio nos hace pensar que algunos eventos en la vida son malos y otros malos. En realidad, todas las cosas pasan de acuerdo con el flujo del Tao, y como el Tao es natural, todas las cosas son naturales.

A diferencia del Budismo (el cual surgió en la India pero se volvió muy popular en China) el Taoismo surgió de las observaciones y creencias de la gente china. Los principios del Taoismo impactaron la cultura china en gran forma porque vino del propio pueblo y fue una expresión natural de la manera que los chinos entendían el universo. El concepto de la importancia de una existencia armonioso en balance encajaba bien con la filosofía igualmente popular del Confucionismo (también nativo de China). El Taoismo y Confucianismo están alineados en su visión de la bondad innata de seres humanos pero difieren en cómo traer esa bondad a la superficie y llevar a las personas a actuar de mejor manera y sin egoísmo.

Video: La Filosofía del Taoismo

Imprimir

El Taoísmo: Religión y Filosofía de China
3 (60%) 2 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *