Browse By

La Ruta de la Seda entre Roma y China: Su Importancia Cultural

La Ruta de la Seda fue una ruta de comercio que iba de China a Europa del este. Iba por las fronteras norte de China, India, y Persia y terminaba en Europa del este cerca de la Turquía de hoy y el mar Mediterráneo.

La Ruta de la Seda: Historia e Importancia Cultural

Ruta de la Seda Europa China

Ruta de la Seda Europa China

Desde el segundo siglo a.C hasta el final del decimocuarto siglo d.C, una importante ruta de comercio se originaba desde Chang’an (ahora Xian) en el este de China y terminaba en el Mediterráneo oriental, vinculando a China con el Imperio Romano. Como la seda era el principal producto de comercio que viajaba por esta ruta, fue nombrada la Ruta de la Seda en 1877 por Ferdinand von Richthofen – un conocido geógrafo alemán. Por esta ruta ancestral no solo circulaban bienes, sino que también se conectaban las culturas espléndidas de China, India, Persia, Arabia, Grecia y Roma.

La distancia entre la Roma ancestral y la China ancestral era de alrededor 4000 millas por tierra. Había desiertos feroces y altas montañas en el camino. Era un viaje bastante peligroso. La Ruta de la Seda era un sobrenombre para cualquier ruta que cualquier comerciante tomara desde China a Roma.

Por un largo tiempo, los antiguos romanos no sabían quién producía esta tela maravillosa llamada seda. Los romanos primero descubrieron piezas de seda en los bienes que tomaban de algunas de los pueblos que conquistaban. Pero esas personas no sabían de dónde la seda provenía. Había pasado por muchas manos distinas.

Los romanos intentaron encontrar a los comerciantes cuando llegaban a los pueblos a comerciar la seda por otros bienes. Pero los comerciantes se escondían de los romanos. Ellos no sabían quién hacia la seda tampoco. Ellos también la habían comprado. El comercio alrededor de la Ruta de Seda era un sistema de confianza. Un comerciante podría viajar por un tiempo, parar el comercio, y regresar a casa. El próximo viajero continuaría, luego se detendría, y regresaba a casa. Y así seguía. Ningún comerciante hacia el viaje completo. Era muy peligroso. El desierto tenía poca o nada de agua. Las montañas eran brutales. Tormentas de arena comenzaban de la nada. Las serpientes eran venenosas. Además de las barreras naturales, había piratas.

Los romanos estaban frustrados. La demanda de seda en Roma había crecido. Roma tenía gemas preciosas doradas y plateadas. Si no podían conquistar a “la gente de la seda”, como los romanos llamaban a esos desconocidos, comerciarían con ellos. Pero no podían encontrarlos.

Historia de la ruta de la seda

Historia de la ruta de la seda

Los romanos mandaron exploradores para seguir la Ruta de la Seda y encontrar “La gente de la Seda”. La mayoría nunca regresó. Los que lo hicieron dijeron que no pudieron pasar por el desierto. Siempre tenían que regresar. Esto siguió por un largo tiempo.

Con el pasar de los años, una civilización diversa creció en la Ruta de la Seda. Aparecieron templos. Había incluso ciudades construidas en los ocasionales oasis. Nunca era fácil viajar por tierra de China a Roma. Pero valía la pena. Roma intercambiaba gemas de oro por piezas de seda de China. Pero otras cosas viajaban en la Ruta de la Seda además de comerciantes y bienes. Las ideas viajaban por la Ruta de la Seda también, ideas que cambiarían el mundo.

Una Ruta de Comercio Antigua

La Ruta de la Seda es en realidad el nombre colectivo dado a numerosas rutas antiguas de comercio que vinculaban a China y Asia central.

Las grandes y ventosas partes en el noroeste de China, con historia de más de dos mil años, comienza en las capitales viejas de Luoyang y Xi’an, cruza el rio amarillo en Lanzhou, sigue el “corredor Gansu” y se estrecha a lo largo del eje de desiertos y rangos de montañas.

¿Por qué la Ruta de Seda era tan importante?

La Ruta de Seda era importante porque ayudaba a generar transacciones y comercio entre numerosos reinos e imperios diferentes. Esto ayudo a que las ideas, culturas, invenciones, y productos únicos se esparcieran a lo largo de buena parte del mundo establecido.

¿Por qué se llama Ruta de la Seda?

Se llamó Ruta de la Seda porque uno de los principales productos comerciados era la tela de seda desde China. Las personas alrededor de Asia y Europa admiraban la seda china por su suavidad y lujo. Los chinos vendieron seda por miles de años e incluso los romanos llamaron a China la “tierra de la seda”.

Mapa de la Ruta de la Seda

Ruta de la Seda Mapa

Ruta de la Seda Mapa

¿Qué se transportaba en la Ruta de la Seda?

Además de seda, los chinos también exportaban (vendían) té, sal, azúcar y especias. La mayoría de lo que era comerciado eran bienes de lujo costosos. Esto es porque era un largo viaje y los mercaderes no tenían mucho espacio. Ellos importaban, o compraban, bienes como algodón, marfil, lana, oro y plata.

¿Cómo viajaban?

Los mercaderes y comerciantes viajaban en grandes caravanas. Ellos llevaban muchos guardias con ellos. Viajaban en grandes grupos lo que los ayudaba a defenderse de bandidos. Los camellos eran animales populares para el transporte porque el camino era a través de tierra seca y dura.

Viajando la Ruta de Seda

El proceso de viajar por la Ruta de Seda se desarrolló con las carreteras mismas. En la edad media, las caravanas consistentes en caballos o camellos eran el medio estándar de transporte para bienes a través de tierra. Las grandes casas de invitados o caravasar y hosterías designadas para alojar a los mercantes viajeros, jugaron un rol vital al facilitar el paso de personas y bienes por esas rutas. Al aparecer a lo largo de la Ruta de la Seda, de Turquía a China, dieron no solo una oportunidad regular a los mercantes para comer bien, descansar y prepararse para su viaje venidero, sino también para intercambiar bienes, comerciar con mercados locales y comprar productos locales, y para reunirse con otros mercantes viajeros, y al hacer esto, intercambiar culturas, lenguajes e ideas.

Seda china antigua

Seda china antigua

Los Caravasares

Mientras que las rutas comerciales se desarrollaban y volvían más lucrativas, los caravasares se volvían más una necesidad y su construcción se intensificó a través de África central desde el siglo X en adelante, y continuaron hasta el siglo XIX. Esto resultó en una red de caravasares que iba desde China hasta el subcontinente de India, Irán, el Cáucaso, Turquía, y tan lejos como África del Norte, Rusia y Europa del Este, muchos de los cuales aún están en pie hoy en día.

Los caravasares eran posicionados idealmente a un día de viaje del otro, para prevenir que los mercaderes (y particularmente, su carga preciosa) pasaran días o noches expuestos a los peligros de la carretera. En promedio, esto resultó en un caravasar cada 30 o 40 kilómetros en áreas bien mantenidas.

Caravasar ruta de la seda

Caravasar ruta de la seda

Los comerciantes marítimos tenían diferentes desafíos que enfrentar es sus largas travesías. El desarrollo de la tecnología de navegación, y particularmente el conocimiento de construcción para barcos, aumento la seguridad de los viajes marítimos a lo largo de la edad media. Los puertos crecieron en las costas a lo largo de estas rutas marítimas comerciales, dando oportunidades vitales a los mercaderes no solo para comerciar y desembarcar, pero también para tomar suplementos de agua fresca, porque una de las grandes amenazas de los navegantes era quedarse sin agua para domar. Los piratas eran otro riesgo que enfrentaban a lo largo de la Ruta de Seda marítima, porque sus cargas lucrativas los hacían blancos atractivos.

Historia Resumida de la Ruta de la Seda

La Ruta de la Seda, también llamada la Vía de Seda, una ruta de comercio ancestral, vinculando a China con el Oeste, que llevaba bienes e ideas entre las dos grandes civilizaciones de Roma y China. La Seda iba al oeste, y la lana, oro y plana iban al este. China también recibía el Cristianismo Nestoriano y el Budismo (de India) a través de la Ruta de la Seda.

Originándose en Xi’an (Sian), la carretera de 4000 millas (6400km), era un tramo de caravanas, siguiendo la Gran Muralla China al noroeste, paso el desierto Takla Makan, escalando las Pamirs (montañas), cruzaban Afganistán, e iban hasta el Levant; de ahí la mercancía fue enviada a través del mar Mediterráneo. Pocas personas viajaban la ruta completa, y los bienes eran manejados en progresión escalonada por intermediarios.

Aunque había algo de comercio entre China y el resto del mundo por algún tiempo, el comercio de seda se expandió significativamente y fue promovido por la Dinastía Han que mando desde 206 a.C hasta 220 d.C.

Después, durante el mandato de la Dinastía Yuan instalado por Kublai Khan de los Mongoles, el comercio desde China a lo largo de la Ruta de la Seda alcanzaría su cima. Durante este tiempo los Mongoles controlaron una porción significante de la ruta comercial, permitiendo a los mercaderes chinos viajar seguros. Además, los mercaderes tuvieron mejor estatus social durante el mandato mongol.

La Ruta de la Seda en diferentes dinastías

Esta ruta fue abierta por Zhang Qian en la Dinastía Han occidental y las rutas fueron gradualmente formadas a lo largo de la Dinastía Han. Esta ruta comercial paso su niñez y creció gradualmente en esta dinastía. Con el establecimiento de la Dinastía Tang, la cual vio un desarrollo rápido de la economía y sociedad, esta famosa ruta comercial alcanzo su etapa más prospera en la historia. Durante el reino de la Dinastía Yuan, experimento su último periodo de florecimiento.

La Ruta de Seda en la Dinastía Han occidental (206 a.C – 24 d.C)

Desde 139 a.C a 129 a.C, Zhang Qian comenzó su viaje a las regiones occidentales dos veces, siendo pionero de la ruta famosa mundialmente. Varias guerras exitosas contra los Huns fueron comandadas por Wei Qing y Huo Qubing (generales famosos en la Dinastía Han), los cuales removieron obstáculos en esta ruta comercial. La Gran Muralla también fue construida en el oeste para proteger la seguridad en la ruta comercial. En los años 60 a.C, la dinastía Han establecido la protección de las regiones occidentales en Wulei (cerca de Luntai) para supervisar el área noroeste, la cual mejoró en gran manera el comercio a lo largo de esta ruta honrada en el tiempo.

Importancia de la ruta de la seda

Importancia de la ruta de la seda

Ruta de la Seda en la Dinastía Han oriental (25 – 220)

Ban Chao y Ban Yong condujeron varias expediciones a las regiones occidentales para eliminar las rebeliones y reestablecer el Protectorado de las Regiones occidentales, asegurando la paz y el comercio a lo largo de esta importante ruta.

Ruta de la Seda en la Dinastía Tang (618 -907)

Con el establecimiento de la Dinastía Tang y la gran prosperidad durante ese tiempo, la ruta se elevó a su periodo más floreciente en la historia. Antes de la Rebelión Anshi (755 – 762) en la Dinastía Tang, esta ruta mundialmente famosa experimento su “Era Dorada” de desarrolla.

Ruta de la Seda en la Dinastía Yuan (1271 – 1368)

Junto con el crecimiento del Imperio Mongol y el establecimiento de la Dinastía Yuan, la ruta regano su vigor y se volvió prospera una vez más. Disfruto su última era gloriosa durante este periodo.

En 1271, el gran mandatario Mongol Kublai Khan estableció el poderoso Imperio Mongol – la Dinastía Yuan (1271 – 1368) en Dadu (Beijing del presente). El territorio del imperio gigante fue el más largo de la historia china, la cual se estiro hasta Mongolia y Siberia del norte, el mar de China del sur, el Tíbet y Yunnan en el Sureste, el rango Stanovoi (fuera de Khingan) y Okhotsk en el noreste, Xinjian y Asia central en el noreste. Incluso Asia del oeste y Rusia estuvieron bajo el control de este imperio.

El imperio Mongol destruyo un gran número de puertas de peaje y corrupción en la Ruta de la Seda; por lo tanto pasar por la ruta de comercio histórica se volvió más conveniente, fácil y más seguro que nunca antes. Los emperadores Mongol dieron la bienvenida a los viajeros del oeste con brazos abiertos, y le dieron a algunos extranjeros con posiciones altas, por ejemplo Kublai Khan le dio a Marco Polo una bienvenida hospitalaria y le dio una posición alta en su corte. En ese tiempo el emperador Mongol, dio un pasaporte VIP conocido como la ”Tableta Dorada” que le daba el derecho al posesor para recibir comida, caballos y guías a lo largo del dominio de Khan. Los portadores podían viajar libremente y realizaban comercio entre norte y este directamente en reino del imperio Mongol.

Aunque el transporte marítimo tuvo influencia en la ruta, muchos occidentales, los enviados Chinos y las caravanas viajaban en la ruta de comercio antigua. Sin embargo, la ruta históricamente importante no pudo contender con la expansión de la rama de navegación la cual asistió a su disminución.

Video: China, la Ruta de la Seda

El legado de la Ruta de la Seda

En el siglo diecinueve, un nuevo tipo de viajeros se aventuraron a las Rutas de Seda: arqueologistas y geógrafos, exploradores entusiastas buscando aventura. Viniendo de Francia, Inglaterra, Alemania, Rusia y Japón, estos investigadores pasaron el desierto Taklamakan en China occidental, en lo que hoy es Xinjiang, para explorar sitios antiguos a lo largo de la Ruta de Seda, llevando a muchos descubrimientos arqueológicos, muchos estudios académicos, la mayoría de la cuales renovaron el interés en la historia de estas rutas.

Hoy, muchas edificaciones históricas y monumentos aún están en pie, marcando el paso de la Ruta de la Seda a través de los caravasares, puertos y ciudades. Sin embargo, la legacía duradera de esta notable red se refleja en las muchas culturas distintas interconectadas, lenguajes, costumbres y religiones que se han desarrollado por milenios en esas rutas. El paso de mercaderes y viajeros de muchas nacionalidades diferentes resulto no solo en intercambio comercial, pero en un continuo y amplio proceso de interacción cultural. Por el cual, por sus tempranos orígenes exploratorios, la Ruta de la Seda se ha convertido en una fuerza conductora en la formación de diversas sociedades a través de Eurasia y más allá.

Imprimir

La Ruta de la Seda entre Roma y China: Su Importancia Cultural
5 (100%) 2 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *